mensajpaz

El Padre Angel nombrado hijo adoptivo de Mieres

16/10/2016
Su pueblo natal le rinde homenaje y el Ayuntamiento le nombra hijo predilecto de Mieres. Una misa y las actuaciones del coro minero de Turón y los gaiteros de Mieres han arropado al presidente de Mensajeros de la Paz, Padre Ángel, en una jornada que fue inolvidable. “Gracias por quererme tanto”, dijo el padre durante la ceremonia.
imagen

Padre Ángel en La Rebollada: “Aquí aprendí de mis padres a repartir el pan” 

El pasado 15 de octubre la Comisión de Amigos del Padre Ángel de la Asociación de Vecinos “La Fuentina” ha realizado en La Rebollada un homenaje al fundador y presidente de Mensajeros de la Paz.

La celebración ha comenzado con una misa presidida por el Padre Ángel, en la iglesia de su pueblo, al lado de su casa natal. En el Día de Santa Teresa, el sacerdote ha recordado a la santa andariega, rodeado de los símbolos de su iglesia itinerante. Una reproducción de la cruz de Lampedusa, un cartel de Mensajeros de la Paz para el altar, el incienso y los monaguillos –personas sin hogar- han viajado desde la iglesia de San Antón, en el centro de Madrid, a la iglesia de María Magdalena de la Rebollada.

Emocionado, el Padre Ángel ha hecho referencia a María Magdalena, “esa mujer pecadora que supo querer y dejarse querer. La hicieron santa porque abrazó, besó, le dijo a Jesús “te quiero” y se dejó lavar los pies” y a todos los religiosos que le han apoyado y querido. “Los curas comunistas de mi pueblo; Don Dimas, mi cura. Don Gabino, mi obispo. “Y cardenales como Javierre, Tarancón, Maradiaga y ahora Osoro”, ha dicho. “Incluso Rouco me ha escrito para felicitarme”.

Déjame echar una lagrimina

En la misma iglesia donde hizo su primera comunión y su primera misa como sacerdote, el Padre Ángel ha dirigido un sentido recuerdo a sus padres: “Déjame echar una lagrimina. Te recuerdo en la fábrica”, ha pronunciado en honor a su padre. “Aquí aprendí de mis padres a repartir el pan”. 

Y de los padres a los hijos, el Padre Ángel ha mencionado “a Josué y su mami” y ha dado gracias a todos los presentes, entre los que se encontraba un grupo de casi veinte personas en situación de calle de las que Mensajeros de la Paz atiende en la iglesia de San Antón, “por quererme tanto”.

Una paloma entre su casa y su iglesia

A continuación de la misa, la Asociación de Vecinos ha descubierto una escultura dedicada al Padre Ángel, obra de Juan Roces. La pieza, con un alto relieve del rostro del Padre Ángel, está coronada por una paloma de la paz, símbolo de la paz, además de una réplica a pequeña escala para el Padre Ángel, que volverá a Madrid junto a todos los demás símbolos de su iglesia “que acoge y se deja acoger”.

“No podemos entender que el arzobispo no le quiera” 

Miguel Ángel Martín, presidente de la Asociación de Vecinos de la Rebollada, ha explicado que acudieron al arzobispado de Oviedo para invitar a Monseñor Sanz a acudir al homenaje. “Nos recibieron amablemente pero, cuando contamos para qué acudíamos a ellos, el secretario de Jesús Sanz nos dijo que el arzobispo ni acudiría ni enviaría palabra alguna para el acto. Nos quedamos de piedra. No podemos entender que el arzobispo no quiera a alguien que es profeta en su tierra y en el mundo entero”. 

Apoyo masivo de políticos asturianos

En el escenario de la carpa donde han entregado al Padre Ángel la placa de Hijo predilecto de Mieres, la Consejera de Bienestar Social del Principado de Asturias, Pilar Varela, ha recalcado la presencia “de diputados de todos los grupos y signos de la Junta Municipal del Principado”, así como de los alcaldes de Fuentidueña del Tajo y Morata, que se han trasladado desde Madrid para aplaudir la labor del Padre Ángel. “El Padre Ángel es nuestro referente. En él nos miramos y, lo que es más importante, con él trabajamos”, ha concluido Varela.